Terapias

Terapia infantil en Zaragoza


Tu hijo puede volver a sonreír y disfrutar creciendo de una manera sana.

La psicoterapia se realiza con el niño en estrecha colaboración con sus tutores legales. Trabajemos para que tu hijo vuelva a recuperar la sonrisa, se sienta bien y disfrute mientras crece.

Es común que los niños se sientan tristes o se comporten mal en ocasiones, sin embargo, si no estáis seguros, llamadme y habladme sobre lo que os preocupa.

Si observáis comportamientos problemáticos, graves y persistentes, lo mejor es buscar ayuda profesional. Las siguientes preguntas os ayudarán a clarificar si existe un problema y facilitarán el que me podáis comunicar de manera efectiva vuestras inquietudes:

• ¿Le han diagnosticado TDAH (Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad)?
• ¿Se distrae con facilidad y no es capaz de concentrarse?
• ¿Ha bajado el rendimiento escolar del niño?
• ¿Los profesores del niño se quejan porque se porta mal en clase o porque lo ven como un chico hiperactivo?
• ¿Está extremadamente temeroso?
• ¿Es esta preocupación y el miedo excesivo en comparación con otros niños de la edad de su hijo?
• ¿Parece haber perdido interés en las cosas de las que solía disfrutar?
• ¿Quiere estar solo todo el tiempo?

• ¿Evita a su familia y amigos?
• ¿Se siente triste y llora constantemente?
• ¿Reacciona exageradamente a las cosas?
• ¿Tiene problemas o no es capaz de tomar decisiones?
• ¿Muestra comportamientos sexuales no apropiados?
• ¿Hay cambios inexplicables en el sueño del niño o en sus hábitos alimenticios?
• ¿Tiene arrebatos de ira difíciles de contener?
• ¿Tartamudea o tiene dificultades para comunicarse?
• ¿Tiene problemas para contener el pis o la caca?

Algunos de estos síntomas se engloban en lo que se conoce como TDAH (Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad). Este trastorno frecuentemente es tratado con psicofármacos bastante potentes (derivados anfetamínicos) que producen efectos secundarios como falta de sueño y de apetito. Otros efectos secundarios que produce, más graves incluso y relacionados con el mundo emocional, son: anhedonía, falta de interés por las cosas en general y un importante vacío emocional. A pesar de todo, inexplicablemente, el TDAH muchas veces no es abordado desde un tratamiento psicoterapéutico que ayude al niño/adolescente y le permita prescindir de los fármacos a medio plazo. En mi consulta este abordaje es posible.

Terapia para adolescentes en Zaragoza


La adolescencia es una edad de gran conflicto interior en la que puedes llegar a sentir perdido a tu hijo o muy lejos de ti.

Esta edad puede ser difícil para los padres y el propio adolescente. Los adolescentes experimentan mucho estrés porque la adolescencia es una edad de tránsito en la que se deja de ser el niño que uno ha sido para convertirse en el adulto que será en un futuro. Esta revolución personal que implica la adolescencia, se produce a nivel corporal y mental. El cuerpo del adolescente sufre cambios bruscos (nacimiento de vello, desarrollo del aparato sexual, menstruación, acné…), mientras que a nivel psicológico, inicia una etapa marcada por la búsqueda constante de identidad, y no una cualquiera, sino una diferenciada de la de sus padres.

En este proceso, suele ser frecuente la rebeldía y el alejamiento hacia los padres. Todo esto forma parte de un proceso natural y no hay que alarmarse, aunque puede suceder que sintamos que nuestro hijo ha perdido el rumbo o que se ha distanciado en exceso de nosotros. Además, el adolescente de repente tiene multitud de estímulos nuevos para él al alcance de su mano: mayor libertad en sus relaciones sociales, sexo, alcohol, redes sociales… Estos estímulos no siempre se afrontan de la manera adecuada y podemos llegar a sentir que los perdemos por el camino.

Estos son algunos de los trastornos o crisis que puede atravesar el adolescente:

• Adicciones (incluidas las adicciones a las nuevas tecnologías, teléfonos móviles y videojuegos).
• Trastornos de alimentación.
• Impulsividad.
• Rebeldía.
• Inestabilidad emocional, cambios del estado de ánimo o confusión.

• Conflictos de identidad sexual.
• Maltrato, bullying o cyberbullying.
• Inhibición social.
• Baja autoestima.
• Distanciamiento excesivo hacia las figuras paternas.

Como sucede en el caso anterior, algunos de los síntomas de que pueden tener los adolescentes pueden verse englobados en lo que se conoce como TDAH (Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad). Este trastorno frecuentemente es tratado con psicofármacos bastante potentes (derivados anfetamínicos) que producen efectos secundarios como falta de sueño y de apetito. Otros efectos secundarios que produce, más graves incluso y relacionados con el mundo emocional, son: anhedonía, falta de interés por las cosas en general y un importante vacío emocional. A pesar de todo, inexplicablemente, el TDAH muchas veces no es abordado desde un tratamiento psicoterapéutico que ayude al adolescente y le permita prescindir de los fármacos a medio plazo. En mi consulta este abordaje es posible.

Además, cualquiera de los trastornos especificados en “Terapia para adultos” puede manifestarse en la adolescencia.

Si tu hijo experimenta alguna dificultad seria en esta etapa, o desarrolla algún tipo de trastorno y crees que necesita ayuda, no lo dudes: llámame. Seguro que juntos logramos que recupere una dirección más sana para él y para vosotros.

Terapia para adultos en Zaragoza


Todas las personas pasamos por momentos complicados a lo largo de nuestra vida y a veces se requiere la ayuda de un profesional para que nos ayude a sobreponernos.

La gente frecuentemente asocia ir al psicólogo con una debilidad, cuando no es así. Igual que cuidamos nuestro cuerpo haciendo deporte o con una dieta equilibrada, hay que prestar atención (más incluso) a nuestra mente. Ir al psicólogo a afrontar un problema es de valientes y, si lo necesitas, te animo a que lo hagas y me llames.

Otras personas quizá puedan estar interesadas simplemente en conocerse a sí mismas. Para eso también sirve la terapia. En la medida en que aumenta nuestro autoconocimiento, aumentan nuestros recursos personales y nuestra calidad de vida.

Algunos de los trastornos o crisis que podemos experimentar las personas son:

• Baja autoestima.
• Depresión o apatía. 
• Ansiedad o angustia. 
• Insomnio. 
• Fobias y derivados de éstas. 
• Adicciones (incluidas las adicciones a las nuevas tecnologías). 
• Trastornos de alimentación. 

• Duelos, separaciones y rupturas, pérdida de empleo.
• Enfermedad grave de familiar.
• Estrés postraumático.
• Inhibición social.
• Maltrato.
• Infertilidad.
• Conflictos de identidad sexual.
• Esquizofrenia.

Déjame ayudarte a superar tu malestar, llámame y trabajaremos juntos para que logres sobreponerte y te sientas mejor.

Terapia para la tercera edad en Zaragoza


El paso del tiempo, a veces, deja heridas dentro de nosotros que cuesta cicatrizar.

Cuando alcanzamos cierta edad, tenemos que afrontar algunos duelos naturales, ya que la juventud abandona nuestro cuerpo y eso no siempre se tramita bien… El curso de la vida también hace que vayamos perdiendo personas que han sido importantísimas para nosotros. Esto puede provocar duelos que se eternizan en el tiempo y nunca son superados. Aprender a asimilar todas estas pérdidas y otras es crucial para que podamos mantenernos mentalmente sanos.

Si te identificas con lo que estoy contando, te invito una vez más a que seas valiente y vengas a mi consulta. Juntos mejoraremos tu calidad de vida. Además, cualquiera de los trastornos indicados en “terapia para adultos”, puede también manifestarse en estas edades. Te mereces disfrutar de una vida feliz y encontrarte bien contigo mismo, no dudes en llamarme si lo necesitas.

Terapia de parejas en Zaragoza


Daos una oportunidad para salvar vuestra relación.

La convivencia, el paso del tiempo y las responsabilidades del día a día frecuentemente agotan nuestra energía y merman nuestros vínculos de pareja. Si tenéis problemas de comunicación o estáis atravesando un momento duro en el que se tambalea vuestra relación y queréis luchar por ella, no lo deis todo por perdido.

En mi consulta podremos entender qué obstaculiza vuestra relación y por qué. De esta manera podré ayudaros a pensar para encontrar soluciones que provoquen que vuestra relación sea más respetuosa, sana y, en definitiva, una de la que podáis volver a disfrutar.

Estas son algunas dificultades que las parejas pueden experimentar:

• Falta de comunicación.
• Falta de respeto o comprensión.
• Celos.
• Discusiones constantes.

• Problemas con las familias políticas.
• Sentimiento de rechazo hacia la pareja.
• Infidelidades.

Si estás leyendo este apartado de mi web es que tienes esperanza: con ella será mucho más fácil trabajar en terapia y revertir la situación.

Terapia online


Si por tu situación personal no puedes acudir físicamente a mi consulta, pero te interesa tener sesiones, no te preocupes, la terapia online es una gran solución.

Gracias al uso de las nuevas tecnologías, ha nacido un nuevo tipo de terapia. Si tienes conexión a Internet y web cam, por muy lejos que estés, podremos tener sesiones a través de Skype. Es algo que realizo frecuentemente y funciona excepcionalmente bien.

Podrás sentirte como en mi consulta a pesar de la distancia, así que, si por ejemplo, viajas constantemente o vives lejos de la ciudad, esta modalidad es la que necesitas. Estoy aquí para ayudarte, así que, ponte en contacto conmigo.

¿Necesitas ayuda?
Contacta conmigo, puedo ayudarte


Contacta conmigo